No es lo mismo aunque lo parezca

NO ES LO MISMO

¡Muy buenas a tod@s! ¿Cómo estáis? Nosotras como siempre, con muchas ganas de que aprendáis un montón de cosas nuevas de este idioma tan fantástico que es el español.

No es lo mismo quedar que quedarse…

Hoy queremos que veáis y comprendáis que algunas “parejas” de verbos, que aparentemente son iguales y cuya única diferencia parece ser que uno de ellos es reflexivo y el otro no, en realidad difieren mucho en su significado.

Un ejemplo de este tipo de verbos lo encontramos en la diferencia entre estos dos verbos: quedar y quedarse. Evidentemente el segundo, quedarse, es reflexivo y lo conjugo como tal, pero no es lo mismo decir :” nos quedamos en casa” que “quedamos en nuestra casa”.
En el primer ejemplo (quedarse) indico que no salimos esta noche, no vamos al cine, ni a tomar tapas, es decir que permanecemos en casa sin movernos.
En el segundo ejemplo (quedar) lo que indicamos es que nos encontramos todos (nuestros amigos y nosotros) en nuestra casa. Nuestra casa es el punto de encuentro y de allí vamos al cine o de excursión, etc…
Como estos verbos, hay muchos más en la legua española. Yo he elegido 4 de ellos para que os vayáis familiarizando.

No es lo mismo bolso que bolsa

no es lo mismo
También los estudiantes de español suelen confundir palabras que terminan en “o” o en “a” del tipo puerto, puerta; bolso, bolsa; cartero, cartera; libro, libra; pero, pera; gorro, gorra. Como habéis visto en nuestro cartel, estas palabras tienen un significado muy distinto.
Nos vemos la próxima semana.
Saludos